Puede que el nombre de Gregorio Esteban Sánchez Fernández no te diga nada, pero si eres un verdadero fan del humor español lo reconocerás enseguida: Se trata, nada más y nada menos, que del nombre real de Chiquito de la Calzada, uno de los cómicos más importantes de nuestra historia que lamentablemente falleció justo hace un año, concretamente el 11 de noviembre.

Para recordarlo como se merece lo hemos convertido en el rostro de Somos del mes de noviembre, y cada martes a las 21:30 podremos disfrutar de las mejores películas que protagonizó. Por eso, para que estés listo, hoy vamos a contarte detalles y curiosidades que quizá no sabías de este pecador de la pradera.

Flamenco japonés

Gregorio empezó en el mundo del espectáculo a los 8 años, pero alejado de los chistes. Empezó a subir a los escenarios como cantaor de flamenco, y su pequeña estatura sumada a su origen en Calzada de la Trinidad le acabaron dando su nombre artístico: Chiquito de la Calzada. Y su etapa como cantaor tiene un dato de lo más inesperado: ¡vivió en Japón durante dos años! Y por la gloria de mi madre, menudos cantes daba.

Fama tardía

La faceta de cantaor se extendió durante prácticamente toda la vida de Chiquito, pero fue en 1994, con 62 años, cuando volvió a nacer (artísticamente hablando). El programa Genio y Figura de Antena 3 le catapultó al éxito como contador de chistes, y empezó a grabar en nuestras cabezas las míticas frases que tan asentadas están en nuestra cultura.

Chiquito-Español

Lo más característico de Chiquito es, por supuesto, su lenguaje. Y es que sus expresiones y palabras extrañas nos han conquistado a través de los años. Aunque la pregunta es, ¿sabemos lo que significan? Debes estar listo para las películas que emitimos este mes, así que vamos con una pequeña guía que te facilitará las cosas:

Meretérita: Forma de llamar a la guardia civil. La benemérita quedó atrás.

Fistro: Personas poco agradables o cosas feas. O quizá no, porque siendo sinceros… ¡Nunca nadie ha tenido muy claro qué significaba está palabra! Pero la usamos hasta la saciedad, eso sí.

Jarl: Coletilla sin mayor explicación. Eso sí, debe acompañarse de un movimiento de pierna para que se entienda del todo.

¡Al ataquer!: No te dejes llevar por las apariencias, esta expresión no habla de violencia, es solo un grito de ánimo.

¿Te da cuen? / Cobarder: Ambas sirven para llamar la atención de tu interlocutor.

El pecador del cine…

Hubo un hombre listo que tuvo la idea de darle a Chiquito el merecido protagonismo que debía tener el cine español. Su nombre es Álvaro Sáenz de Heredia, y fue el encargado de dirigir Aquí llega Condemor (el pecador de la pradera). Ya se sabe, ese caballo que viene de bonanza

No tardó en llegar su secuela, Brácula: Condemor II, que como el propio nombre indica es una parodia del famoso vampiro. Ver a Chiquito con colmillos y capa es una experiencia única, así que reserva la noche del martes 13 para este pecador chupasangre.

… Muy pecador

Sin embargo, Chiquito no acabó su andanza actoral con su particular Drácula y seguimos viéndole en pequeña y gran pantalla. Su trabajo más inesperado tal vez fuera Papá Piquillo (martes 21), donde interpreta a un abuelo gitano que se gana la vida cantando y bailando por las calles con un mono al hombro. Aunque es divertidísima, es el papel más dramático de Gregorio, así que coge un par de pañuelos por si acaso.

Después llegó el turno de verle hacer varios cameos en series de televisión como ¡Ala…Dina! o Mis adorables vecinos; y en cintas como El oro de Moscú o Spanish Movie. Pero nosotros, para acabar nuestro especial, hemos escogido una cinta donde su papel es mucho más protagónico, La venganza de Ira Vamp (martes 28), donde además de al pecador de la pradera podemos ver a Josema Yuste y Florentino Fernández. Un trío cómico para aplaudir en una divertidísima comedia de terror.

Cuando acabe noviembre es posible que se nos caigan un par de lágrimas pensando que Chiquito ya no está entre nosotros, pero lo importante sigue aquí. Sus frases, sus chistes, su forma de andar… todo lo que nos enseñó y repetimos constantemente por las calles. Chiquito es inmortal, así que prepárate para disfrutarlo como el rostro de Somos en un mes repleto de risas.

¡Hasta luego, Lucas!