Los conflictos que ocurren dentro de una comunidad de vecinos son un tema muy potente dentro del cine y el cine español también ha dado muestras de que esas tramas funcionan. Durante el mes de noviembre en Canal Somos emitimos todos los domingos a las 16:30h algunos títulos donde la base central es la convivencia y cómo esta puede desarrollar problemas dentro de una comunidad vecinal.

El poderoso influjo de la luna, El pisito, Los hombres siempre mienten, Vecinos o Venta por pisos habitarán este mes la escalera de Canal Somos, pero hay más, y por eso vamos a hacer un repaso de diez personajes, que a través de la comedia o directamente el terror, han complicado siempre un poquito más esto de la convivencia en paz.

  • José Luis López Vázquez (Rodolfo) en El pisito (Marco Ferreri, 1959)

Marco Ferreri le dio a Rafael Azcona la oportunidad de entrar en el mundo del cine como guionista con la adaptación de una novela suya: El pisito. La película homónima fue también la ópera prima del cineasta de origen italiano. En el filme protagonizado por José Luis López Vázquez (que fue su primer papel protagonista) y Mary Carrillo, la muerte ocupa un peso fundamental en la trama, basada en una historia real ambientada en Barcelona donde un hombre se tenía que casar con su casera para no quedarse en la calle cuando ésta muriese. La película coge ese argumento y lo convierte en comedia negra donde se habla del egoísmo del ser humano cuando se encuentra con pocos recursos económicos. El filme tardó dos años en estrenarse porque recibió una calificación muy baja por parte de la censura y la crítica especializada tampoco fue demasiado buena. Pese a la negativa en aquellos años, con el paso del tiempo El pisito se ha convertido en una película esencial dentro de la comedia española y la emitimos el domingo 10 de noviembre a las 16:30h.

  • Jean Sorel (Pedro) en No desearás al vecino del quinto (Ramón Fernández, 1970)

La película dirigida por Ramón Fernández en 1970 ha sido la más taquillera de la historia del cine español durante 30 años hasta que en 2001 Torrente 2: misión en Marbella ocupó su puesto. Con esta película nació el “Landismo”, el género que llevó a la popularidad a Alfredo Landa en el que ejercía, principalmente, el rol de español medio. El guion es del dramaturgo teatral Juan José Alonso Millán, coescrito con el guionista italiano Sandro Continenza al tratarse de una coproducción con Italia. La idea de la película surge de algo absurdo y cómico a la vez: un ginecólogo (interpretado por Jean Sorel) no puede mantener relaciones sexuales con su novia debido al puritanismo del ambiente vecinal. Además, fue la primera vez que la censura permitió abiertamente que un personaje homosexual (interpretado por Alfredo Landa) saliera en pantalla, aunque fuera en un rol totalmente exagerado. El propio Landa dobló la película dos veces: una exagerando el amaneramiento del personaje en su dicción y luego otra neutralizado por completo este aspecto del personaje porque los productores no estaban seguros de que pudiera pasar la censura, finalmente sí lo consiguieron.

  • José Luis López Vázquez (Martín) en No es bueno que el hombre esté solo (Pedro Olea, 1973)

A principios de los años 70 le llegó a Pedro Olea el encargo de rodar No es bueno que el hombre esté solo (1973) y eligió a José Luis López Vázquez como protagonista, pero los productores le obligaron a incluir de protagonista femenina a Carmen Sevilla (que desempeñó un rol de lo más dramático) después de barajar a actrices como Concha Velasco o Lola Flores. Hubo que hacer cambios en el guion para que Carmen Sevilla aceptase por completo realizar el papel. El filme habla de una persona que se tiene que esconder de su entorno, y de su vecina, para vivir como quiere, en su caso con un maniquí femenino. La censura prohibió que se presentara la relación con la muñeca como una perversión sexual por lo que hubo que hacer cambios en el argumento. Pese a los cortes de censura, la película fue un gran éxito comercial en España (casi 400.000 euros de recaudación) e incluso triunfó en países de Latinoamérica como Argentina.

  • Concha Velasco (Margarita) y José Luis López Vázquez (Lorenzo) en Venta por pisos (Mariano Ozores, 1973)

Venta por pisos es una de las seis películas que dirigió y estrenó Mariano Ozores en 1973. Estrenada en marzo de 1973, más de 800.000 espectadores acudieron a las salas para ver esta película protagonizada por Concha Velasco, José Luis López Vázquez, Antonio Ozores, Maria Asquerino (que no era una habitual del director) o Laly Soldevila, en la que sus personajes compartían piso con todos los conflictos que eso conlleva. Como era costumbre en sus películas, el guion estaba escrito por Mariano Ozores y el largometraje incluía el típico inicio con voz en off en el que un narrador contextualizaba lo complicado de buscar y comprar piso en aquella época. Pese a que la película contiene el humor tan característico de las películas de Mariano Ozores se podrían encontrar características de la corriente de la Tercera Vía de la que formaron parte algunos directores españoles donde pretendían hacer un cine popular y comercial, pero con cierto toque de crítica social. La película fue rodada íntegramente en Madrid y alrededores y recaudó cerca de 200.000 euros. Venta por pisos se emite el domingo 24 de noviembre a las 16:30h.

  • Adolfo Marsillach (Emilio) en El poderoso influjo de la luna (Antonio del Real, 1980)

Antonio del Real era un actor secundario que había participado en varias películas de Ramón Fernández o Mariano Ozores a lo largo de la década de los 70 pero de forma casi autodidacta decidió hacerse director de cine y escribió en 1980 su primera película: El poderoso influjo de la luna, en la que un psiquiatra (interpretado por Adolfo Marsillach) observa cómo se comportan sus vecinos en las noches de luna llena. La base berlanguiana y la comedia política de José Luis García Sánchez está presente en un filme de locuras vecinales con un reparto de primera categoría: Alfredo Landa, Emilio Gutiérrez Caba, Antonio Gamero, Agustín González, Santiago Ramos o Cristina Marsillach. El director ha manifestado no sentirse contento con el acabado de la película a la que califica de fallida; aún así tuvo un éxito comercial notable y más de 100.000 espectadores acudieron a las salas en 1980.

  • Antonio Resines (Luis) en Vecinos (Alberto Bermejo, 1981)

Alberto Bermejo formaba parte del grupo de Fernando Trueba, Antonio Resines o Carlos Boyero (que hace un cameo en la película) que habían comenzado a rodar cortometrajes a finales de la década de los 70. Gracias a una legislación que promovía la ayuda a la realización de películas por talentos jóvenes, el director se decidió a desarrollar una idea que tenía sobre una pareja de recién casados que se separa y se queda a vivir en el mismo edificio, pero en pisos distintos. A partir de ahí surgió la trama de la comunidad de vecinos y los distintos personajes diferentes entre sí. Como no disponían de muchos escenarios tuvieron que rodar en un único piso reconstruyendo las tres viviendas que aparecen en la película. Antonio Resines (el vecino atormentado) además del protagonista era el jefe de producción de la película. Fue el primer protagonista de Assumpta Serna y estuvo algo desubicada al no pertenecer al grupo de amigos que rodaron la película. El largometraje se estrenó en 1981 y no tuvo una acogida demasiado buena pese a tratarse de uno de los mejores títulos de lo que se denominó comedia madrileña.

 

  • Gabino Diego (Martin) en Los hombres siempre mienten (Antonio del Real, 1994)

La critica valoró de forma positiva el filme de Antonio del Real, que en un principio se iba a titular “Sinceramente tuyo”, ya que se trataba de una comedia juvenil al estilo de lo que comenzaban a hacer directores como Emilio Martínez Lázaro o Manuel Gómez Pereira. Antes de convertirse en uno de los directores más importantes de su generación, Fernando León de Aranoa estuvo trabajando como guionista y con Antonio del Real hizo colaboraciones de guion durante la primera mitad de los años 90: en Por fin solos, Los hombres siempre mienten, Corazón loco y Chá-chá-chá, por lo que la visión juvenil que muestra la película se deberá en parte a la propia del joven guionista y director. Gabino Diego encarna al típico chico pusilánime que fracasa en sus relaciones con las mujeres, aunque, en esta película, se haga pasar por su vecino escritor famoso (interpretado por Antonio Resines) para ligar. Dentro del reparto destacan también Jordi Mollá y Anabel Alonso en uno de sus primeros papeles en el cine. Fue uno de los éxitos del año 1994 ya que recaudó casi un millón y medio de euros. Los hombres siempre mienten se emite el domingo 17 de noviembre a las 16:30h.

  • Carmen Maura (Julia) en La comunidad (Alex de la Iglesia, 2000)

Alex de la Iglesia ha reconocido que La comunidad fue una de las películas con las que más se divirtió durante el rodaje. La idea original era hacer la película en un solo escenario porque así sería más potente que todo transcurriera en un solo piso, pero desecharon la idea y la trasladaron a un edificio entero. Junto a su guionista habitual Jorge Guerricaechevarria decidió crear un argumento donde los malos de la película pueden ser los propios vecinos siendo Historia de una escalera de Buero Vallejo una referencia junto con La isla del Tesoro de Robert Louis Stevenson. Además, se pueden encontrar referencias al cine de Alfred Hitchcock y de Luis García Berlanga con planos llenos de personajes. En la película, el personaje interpretado por Carmen Maura intenta huir por todos los medios de un edificio donde los propios vecinos no la dejan escapar. Alex de la Iglesia escogió a actores que venían del teatro porque tenía la idea de que eran los que mejor iban a interpretar los papeles que había escrito. Carmen Maura y Emilio Gutiérrez Caba se llevaron un Goya por sus interpretaciones.

  • Marta Etura (Marta) en Mientras duermes (Jaume Balagueró, 2011)

Jaume Balagueró reunió a Luis Tosar y Marta Etura, que eran pareja en la vida real, para una película donde Etura sufre las consecuencias de vivir en un edificio donde el portero (interpretado por Luis Tosar) tiene extraños comportamientos. Mientras duermes es también un guiño al programa de televisión que aparece en REC, el filme anterior de Jaume Balagueró. El filme se basó en la novela homónima de Alberto Marini, aunque el director adaptó los hechos a Barcelona ya que la novela se situaba en Nueva York. Luis Tosar estuvo nominado a los Premios Goya y los Premios Forqué por su interpretación tan terrorífica.  Con posibles referencias al cine de terror propio de Roman Polanski, el filme tuvo gran éxito en 2011: recaudó más de tres millones y medio de euros y más de 500.000 espectadores acudieron a las salas.

  • Javier Gutiérrez (Álvaro) en El autor (Manuel Martín Cuenca, 2017)

Manuel Martín Cuenca se basó en la novela de Javier Cercas, El móvil, publicada en 1987 para una historia ambientada en Sevilla donde el protagonista, interpretado por Javier Gutiérrez, decide escribir su primera novela, pero no tiene talento y decide manipular a sus vecinos para llevar al papel sus propias vidas. Con un reparto de lujo: Antonio de la Torre, María León o Adelfa Calvo (que se llevó el Goya a mejor actriz de reparto) El autor fue uno de los títulos más aplaudidos durante la temporada de premios de 2017. Además, se presentó en la sección oficial del Festival de Cine Internacional de San Sebastián y en el Festival de Toronto llevándose el premio FIPRESCI. En su paso por las salas, esta coproducción entre España y México recaudó casi 800.000 euros.

Si disfrutas con las películas de enredos y conflictos vecinales no te puedes perder el ciclo ¡Aquí no hay quien viva! que hemos programado en Canal Somos para este mes de noviembre. Todos los domingos a las 16:30h podrás disfrutar de algunos títulos como El pisito, Los hombres siempre mienten, Vecinos o Venta por pisos.