Porque madre no hay más que una, salvo en el cine, que hay infinitas. Sin duda el séptimo arte nos ha dejado multitud de madres españolas entrañables, divertidas y buenas, y para destacarlas como se merecen, hemos seleccionado diez de nuestras favoritas.

  • Mamá cumple 100 años

Rafaela Aparicio interpretó a una centenaria en esta maravillosa película de Carlos Saura ,y es que, verla descendiendo de las alturas en un trono mientras agita los brazos al sonoro grito de “¡qué alegría, qué alegría!” es impagable. La clase de felicidad y vitalidad que todos deseamos ver en nuestras madres cuando la vejez las haya asolado por completo. Una gozada de escena dentro de una comedia divertidísima.

  • Caray con el divorcio

El mismo domingo 5 a las 15:00 conoceremos dos madres solteras que se ven envueltas en los enredos de Fernando Esteso. En Caray con el divorcio interpreta a un hombre casado y sin hijos… al menos con su mujer, porque sus dos amantes han tenido un niño cada una. El personaje de Esteso les promete a ambas lo mismo: en cuanto el divorcio sea legal, se separará de su mujer para casarse con ellas. Y cuando los papeles llegan, también lo hacen los problemas. Esta divertida película del mítico cómico presenta dos mujeres con un problema común en la España tras el franquismo: la ausencia de figura paterna para criar a sus hijos. Un drama que demostró (y sigue demostrando) la fuerza de las madres españolas.

  • Furtivos

La película más famosa de José Luis Borau mantuvo un fuerte pulso a la censura franquista y aunque eso la hizo perderse los festivales de Cannes y Berlín, sí tuvo más suerte en San Sebastián, donde arrancó su éxito. En Furtivos, Lola Gaos interpretó a una madre con un fuerte y violento carácter, que mantiene a su hijo con pulso de hierro y se ve envuelta en un extraño triángulo junto a la chica que su hijo trajo de la ciudad. Una de las madres de cine más inquietantes de nuestra historia. Y lo mejor, es que lo escondía todo tras una fachada de extrema normalidad.

  • Barrio

Alicia Sánchez ejercía de madre en aquella película de Fernando León de Aranoa sobre un barrio cualquiera. Los tres jóvenes protagonistas van al instituto en una edad difícil, en la que se habla más de chicas que con ellas. Están encerrados entre grandes bloques de hormigón y lejos les queda el centro de la ciudad, por lo que solo pueden dedicar el tiempo a soñar con ver el mar. Las madres que retrató Fernando León de Aranoa en la película responden a las madres del barrio. Esas luchadoras que combinan un trabajo fuera de casa con las labores del hogar, además de la educación de unos hijos que cada vez hacen menos caso. En Somos recordaremos a las verdaderas heroínas del barrio el martes 14 a las 23:08.

  • La gran familia

La película familiar española por excelencia. Es imposible olvidar la mítica escena en la Plaza Mayor de Madrid con el pequeño Chencho perdido en busca de su abuelo. Y sí, habéis leído bien, son 15 hijos. Amparo Soler Leal fue la encargada de dar vida a Mercedes, la responsable de que hubiera tanto niño esperando la comida. Su personaje era la definición perfecta de la madre española de la época, una mujer cabal, práctica, y dispuesta a tener muchos niños. Y aunque la estupenda interpretación de Soler Leal nos distraiga de su edad, lo cierto es que solo se llevaba siete años con los actores que hacían de sus hijos mayores.

  • La Lola nos lleva al huerto

En un especial sobre madres tenemos que hablar también de las que están a punto de serlo. Un embarazo es casi siempre una gran alegría, y decimos “casi” porque la madre que nos ocupa no sabe quién es el padre. ¿Las opciones? Fernando Esteso y Andrés Pajares. Desde luego no son muy alentadoras, pero la pobre Lola termina en una secta religiosa a la espera del nacimiento. Esta comedia de enredos que veremos el miércoles 15 a las 21:30 está dirigida por el más que habitual Mariano Ozores, y demuestra lo difícil que es ser madre desde un primer momento.

  • Familia

Aparece de nuevo en nuestra lista Fernando León de Aranoa, aunque en esta ocasión con una historia muy distinta. Familia fue su debut en el cine y cuenta la historia de un hombre al que su familia sorprende para su cumpleaños. Le cantan, le dan los regalos… y luego el padre empieza a gritar al hijo pequeño. Amparo Muñoz interpreta a la madre de esta extraña familia de la que es mejor revelar muy poco, para no fastidiar las múltiples sorpresas que encierra la película. Solo diremos que esta familia no es precisamente normal, así que si queréis conocer bien a esta madre, sentaos ante el televisor el jueves 16 a las 21:30.

  • Todo sobre mi madre

Pedro Almodóvar es el mayor experto nacional en retratar a mujeres. Sean hijas o madres, como es el caso de una de sus dos películas oscarizadas. En Todo sobre mi madre era Eloy Azorín quien contaba la historia de su madre, Manuela, a la que encarnaba con una maestría impresionante Cecilia Roth. Se aplaudió la película en todo el mundo, destacando como uno de los mejores melodramas jamás creados gracias a la inmensa sensibilidad que desprendía. Manuela vivía una serie de desventuras que nos conmovieron a todos, hablando de soledad, de rechazo, de solidaridad entre mujeres y sobre todo de dolor. Tal vez Manuela sea la madre más importante del cine español, y a nosotros nos encanta saberlo todo sobre ella.

  • El milagro de P. Tinto

El viernes 24 a las 21:30, viviremos en Somos uno de los mayores milagros en lo que a los hijos se refiere. La historia de P. Tinto y Olivia, interpretados por Luis Ciges y Silvia Casanova, es la de una vida esperando una descendencia numerosa que parecía no llegar nunca. Y, de repente, adoptan a unos aliens y más tarde a un niño africano. Más allá de la visibilidad a las madres adoptivas, que también merecen una cita en nuestro especial, El milagro de P. Tinto nos enseñaba que una madre ciega y tacaña también puede educar bien a un par de marcianos. Un dato que no sabíamos que necesitábamos, pero que si nos lo cuenta una película tan divertida y tierna, merece la pena.

  • La trilogía de J.A. Bayona

No nos gustaría cerrar un especial sobre las madres de nuestro cine sin citar a J.A. Bayona, que ha dedicado sus tres primeras películas a la maternidad y la muerte. En El Orfanato era Belén Rueda la encargada de cuidar de su hijo, un niño con excesiva imaginación. El relevo pasó en Lo Imposible a Naomi Watts, que interpretó a una madre española real que sobrevivió a un terrible tsunami demostrando que no hay fuerza mayor que el querer proteger a un hijo, aunque lo mejor de este título quizá sea el intercambio de roles, al ser el hijo el que acaba cuidando de ella. Y, para acabar, Felicity Jones se enfrentaba a la muerte delante de su hijo en Un monstruo viene a verme, reflexión final acerca de las relaciones maternofiliales. Tres películas con una conexión temática muy importante, y que nos ha regalado tres estupendas madres de cine. Con un presupuesto mayor, pero el mismo corazón.

Y hasta aquí algunas de nuestras madres de cine favoritas. Nos dejamos muchas en el tintero, por lo que te animamos a rebuscar en tu biblioteca de películas y elegir las mejores. Tal vez la mejor opción para el Día de la Madre sea compartir una buena sesión de cine con tu madre.