En Somos nos gusta viajar en el tiempo, y una de las épocas que viviríamos una y otra vez es la década de los 90. Antes del inicio del nuevo milenio, que llegó con numerosos cambios como el arrebatador auge de Internet, las cosas eran muy diferentes. Y el cine lo refleja bien. Por eso, aprovechando el día mundial de la televisión, hemos echado la vista atrás para recordar los clásicos que tan felices nos han hecho desde los años 90.

  • Cómo ser infeliz y disfrutarlo

Por suerte para todos, Enrique Urbizu tomó los mandos para realizar la secuela de Cómo ser mujer y no morir en el intento, sustituyendo así a Ana Belén. Y pese a no ser una de sus mejores películas (Urbizu mejora con los años, como el vino), Cómo ser infeliz y disfrutarlo acaba resultando una comedia de lo más entretenida. Cuenta, además, con dos grandes bazas en su reparto: Antonio Resines y Carmen Maura.

  • El último viaje de Robert Rylands

La segunda película de Gracia Querejeta, escrita junto a su padre Elías, adaptaba libremente la novela Todas las almas, de Javier Marías. Y lo hicieron tan libremente que Javier criticó la película con todas sus fuerzas, acabando incluso en los tribunales, donde el autor del libro logró que quitaran su nombre de los créditos. Y pese a toda esta polémica El último viaje de Robert Rylands es una película preciosa, sentimental y muy cuidada visualmente.

  • El palomo cojo

Los padres de un niño de diez años con una dura enfermedad deciden enviarlo a pasar el verano con sus abuelos, en Cádiz, donde a través de unos extraños personajes irá descubriendo nuevas formas de ver la vida. Suena a dramón, y lo es, pero la película del nominado al Óscar Jaime de Armiñán es a su vez un hermoso canto a la vida. Su realismo mágico nos invade con facilidad, pero son sus personajes bien construidos los que nos acaban conquistando.

  • El pájaro de la felicidad

Mario Camus hizo muchas cosas buenas para el cine español. Más allá de dirigir joyas como Los santos inocentes o La Colmena, también fue el artífice de numerosos guiones. Uno de ellos fue El pájaro de la felicidad, que dirigió Pilar Miró antes de hacer El perro del hortelano, y tan solo tres años antes de su triste fallecimiento. La película cuenta además con José Sacristán y Aitana Sánchez-Gijón en el reparto, lo que la convierte directamente en una de las películas con mayores talentos de los 90, así que no te la pierdas el miércoles 21 a las 23:00h.

  • Solo se muere dos veces

En 1990, Álex Angulo estaba rodando Todo por la pasta bajo las ordenes de Urbizu. En aquel rodaje había un desconocido joven encargado de la dirección de arte, cuyo nombre era Álex de la Iglesia. Aquel muchacho convenció a Angulo para protagonizar su cortometraje Mirindas asesinas, y años más tardó acabó regalándole el éxito absoluto con El día de la bestia. Y poco después estrenó Solo se muere dos veces, una de las películas más extrañas de los 90. Cuenta la historia de un científico que cree haber descubierto cómo invertir el envejecimiento, lo que le lleva a robar cadáveres para hacer experimentos. Y al mismo tiempo se empeña en asesinar a un modelo deforme de alta costura. Lo dicho, el viernes 23 a las 10:40 siéntate a disfrutar de una de las comedias más bizarras del cine español.

  • Así en el cielo como en la tierra

José Luis Cuerda, nuestro director de comedias absurdas oficial, dirigió otra genialidad absoluta tras Amanece que no es poco. Así en el cielo como en la tierra cuenta la historia de cómo Dios quiere enviar otro hijo a la tierra para salvar a la humanidad, pero Jesucristo no está de acuerdo. Y aunque lo estuviera, hay un problema principal: no quedan mujeres vírgenes en el mundo, y las que cumplen el requisito no se dejan convencer por el ángel. El viernes 23 a las 23:20, vive un desastre de proporciones bíblicas.

  • La buena estrella

Empecemos por sus goyas: mejor película, director, actor, guión y música. Y fueron pocos. La buena estrella es una de las mejores películas de los 90, y no solo en el ámbito nacional. Tres interpretaciones perfectas, algunas como la de Resines, que estaba en la cúspide de su carrera, sostienen un guión brillante dirigido con maestría. A modo de curiosidad, Jordi Mollà casi hace el personaje de Resines, pero harto de interpretar siempre papeles de bueno, prefirió ser el malo. La veremos en Somos el sábado 24 a las 18:20.

  • Nadie conoce a nadie

La primera película de Mateo Gil ya nos dejaba ver que estábamos ante un guionista brillante que también tenía  muy buenas ideas como director. Nadie conoce a nadie es un thriller protagonizado por Eduardo Noriega (chico de moda en los 90) en el papel de un hombre que diseña crucigramas para un periódico tranquilamente, hasta que un día recibe un mensaje que le anima a añadir la palabra “adversario” en su próximo crucigrama, lo que desencadenará una serie de desgracias con la Semana Santa de Sevilla de fondo. Le acompañan rostros como los de Natalia Verbeke o Jordi Mollà, que tras La buena estrella decidió que los papeles más oscuros le sentaban fenomenal. El miércoles 28 a las 18:00, querrás alejarte de los pasatiempos.

  • Días contados

Y para acabar el mes, el viernes 30 a las 10:10 emitiremos Días contados, la película de Imanol Uribe ganadora de 8 Goyas. Probablemente Imanol es el director español que más se ha acercado al conflicto vasco, siendo esta su mejor película sobre el terrorismo. Días Contados es un thriller dramático que habla de los atentados de ETA, pero también deja espacio para tratar las drogas e incluso la prostitución. Este thriller hiperrealista puede presumir, además, de contar con un increíble reparto por donde desfilan caras como Javier Bardem, Karra Elejalde, Candela Peña o Pepón Nieto. En definitiva, uno de los mejores thrillers de los 90.

Y estas son algunas de las películas de los 90 que podremos ver en noviembre en Somos. Pero hay muchas más, solo tienes que echar un ojo a la parrilla para seguir encontrando grandes películas españolas de una década fantástica.