En canal Somos, deseamos recordar el gran legado que el carismático Leblanc nos dejó, tanto por su inmensa talla de actor, como por el derroche de energía del que hizo gala en vida. 

La historia de Tony fue peculiar ya desde el principio, pues nació en el mismísimo Museo Del Prado de Madrid. Trabajador infatigable, conoció las profesiones de botones, ascensorista, joyero, boxeador (campeón de Castilla), bailarín de claqué, guardameta y, finalmente, estrella del cine. La naturalidad, la simpatía, la castiza verborrea y el desparpajo de Tony Leblanc, conquistaron a varias generaciones de espectadores con sus memorables papeles de galán, cómico, y truhan, convirtiéndose en todo un icono de nuestra cultura. 

Las tardes de los domingos de Julio, a partir de las 16.00 y en una doble sesión, revisitamos ocho de sus inolvidables papeles.​

​»Dos cuentos para dos», 1947

«El pescador de coplas», 1953

«El tigre de Chamberí», 1957

«El día de los enamorados», 1959

«Mi noche de bodas», 1961

«Hoy como ayer», 1966

«El dinero tiene miedo», 1970

«Tres suecas para tres Rodríguez», 1975