En Somos nos gusta dedicar cada mes del año a actores y actrices icónicos en nuestro cine, de esos que es imposible no tener en mente cuando hablamos de intérpretes patrios. Por ello, no podíamos dejar pasar la oportunidad de hacer un huequecito a Gabino Diego, uno de los rostros de la comedia española de los 90 al que rendimos homenaje cada martes del mes a las 21.30.

Claro que, ¿cómo no íbamos a hacerlo después de tener un top 10 como este a sus espaldas?

  • Las bicicletas son para el verano (1983)

Luisito suspendió Física, pero Gabino aprobó con sobresaliente en su primera aparición ante nuestras retinas. No está nada mal, ¿no? Basada en la obra homónima de Fernando Fernán Gómez, Las bicicletas son para el verano es toda una lección de historia de nuestro país, de una naturalidad apabullante, que nos muestra la Guerra Civil desde el lado de los que fueron vencidos. Y, de regalo, una jovencísima Victoria Abril que ya llevaba años brillando dentro y fuera de nuestras fronteras.

  • El viaje a ninguna parte (1986)

Escritor de la novela, director, guionista y actor. Estos fueron los cuatro cargos que Fernando Fernán Gómez ostentaba en este viaje que, lejos de llevarle a ninguna parte, le llevó directo a coronarse como Mejor director, Mejor guion y Mejor película en la primera edición de los Premios Goya. Diego, que repetía con una obra de Fernán Gómez en su tercera aparición en cine, interpretaba curiosamente a un chico que no quería ser cómico. ¡Ironías de la vida!

  • Amanece, que no es poco (1988) –  martes 25, 21:30

Qué complicado es destacar en un reparto tan coral como el de esta cinta, compuesto de caras como las de Antonio Resines, Manuel Alexandre o Tito Valverde, y qué sencillo le resultó a Gabino Diego. ¿O es que no recuerdas que este alcalde nos toca las pelotas? Por si acaso, la noche de Navidad te lo ponemos muy fácil rememorando este clásico (ya de culto) de José Luis Cuerda el último martes del mes.

  • ¡Ay, Carmela! (1990)

Y con su quinta película le llegaba el Goya. Enmarcada una vez más en la Guerra Civil, ¡Ay Carmela! nos presentaba a un trío de ases formado por Andrés Pajares, Carmen Maura y un Gabino Diego mudísimo (literalmente) durante toda la película. Carlos Saura, su director, recogió 13 cabezones ese año confirmando así que, aunque nuestra historia es la que es, nunca está de más mirarla de la forma más amable posible.

  • El rey pasmado (1991)

Al cine patrio, sobre todo al de hace unos cuantos años, siempre le ha gustado mezclar los enredos con los desnudos, e Imanol Uribe y El rey pasmado no pudieron hacerlo mejor. El primer papel totalmente protagónista de Gabino Diego volvió a unirle con Fernando Fernán Gómez y sirvió (aparte de para que todos viéramos que se daba más que un aire a Felipe IV) para que España entera se empapara de su mensaje de libertad moral en clave cómica, casi caricaturesca, pero no por ello menos efectiva.

  •  Tierno verano de lujurias y azoteas (1993) – martes 11, 21:30

Jaime Chávarri ya había confiado en Gabino Diego antes que cualquier otro cineasta, pues fue también director de Las bicicletas son para el verano. Una década después, y con ese extra de confianza que a uno le aporta un Goya, Gabino Diego colaboraba de nuevo con Chávarri, esta vez como protagonista intentando seducir a una experimentadísima Marisa Paredes, chica Almodóvar en ciernes por aquel entonces. Belleza, erotismo, inteligencia y teatralidad se dan cita la noche del martes 11.

  • Belle époque (1992)

A Gabino no le hacía falta aparecer en este filme para que nos quedáramos con su nombre, pero al mundo le hacía falta la coral Belle époque para quedarse con nuestro cine: La segunda película ganadora del Oscar a Mejor película de habla no inglesa fascinó a la crítica en todo el mundo aun teniendo en cuenta que casi se cancela tres veces por falta de presupuesto. Y no sería la única colaboración de Fernando Trueba, su director, con Gabino Diego…

  • Two much (1996)

… ¡Porque repitieron en Two much! Mientras Antonio Banderas jugaba a los dobles y se enamoraba entre tomas de Melanie Griffith, Trueba daba el salto a Hollywood de la mano de Touchstone Pictures sin soltar la de Gabino Diego, que aunque en un papel más secundario, seguía explotando su vis cómica. No todos los días estamos ante una película española rodada en Hollywood: Two much supo muy bien lo que se hacía.

  • Saga Torrente (1998)

Saltamos unos añitos dejándonos atrás otras imperdibles como El amor perjudica seriamente la salud o Los peores años de nuestra vida (anterior incluso a Two much) para instalarnos a las puertas del nuevo milenio y ante la saga más rentable del cine español: Torrente. Poco se puede decir que no se sepa de las cintas dirigidas por Santiago Segura que nos dejaron personajes tan recordados como el Cuco de Gabino Diego y frases que quizá Paulo Coelho no aprobaría, pero que han hecho reír a media España: ¿Con la mano o con la boca?

  • Pata Negra (2001) – martes 18, 21:30

Y por último, en Somos te traemos una de las últimas cintas del actor madrileño, Pata Negra. La cinta, dirigida por Luis Oliveros, llevaba al bueno de Gabino a instalar una granja de cerdos en el Caribe y encontrarse, de paso, con narcotraficantes y demás problemillas. ¿Cuál es el añadido? Que los narcos, con Manuel Manquiña y Javier Gurruchaga acompañando a Diego, siempre saben un poquito mejor.

Diciembre, ¡mes para no parar de reír en Somos cada martes! Porque nuestra comedia está llena de grandes rostros y nosotros, siempre que podamos, no vamos a dejar de recordártelo.