Si en febrero rendíamos homenaje en Canal somos a Eduardo Noriega, en marzo vamos a hacer lo propio con Juan Diego Botto, otro actor de su generación que este mes es uno de nuestros protagonistas, por lo que le rendimos homenaje programando todos los martes de marzo cuatro de sus grandes películas a las 21:30: El río de oro (martes 5), En brazos de una mujer madura (martes 12), Sobreviviré (martes 19) y Asfalto (martes 26).

Por eso toca que refresquemos lo que sabemos sobre el actor, para que le tengamos bajo radar y le conozcamos un poquito mejor.

  1. Un actor con el corazón dividido

Juan Diego Botto nación en 1975 en Buenos Aires, y tan solo dos años después la dictadura de Videla (que arrancó en 1976) obligó a su familia a hacer las maletas y afincarse en España. Por sus venas corre la pasión por el país de la plata y también por España, en donde el actor ha crecido y se ha criado.

  1. La profesión corre por sus venas

Ser hijo de Cristina Rota es lo que tiene. Su madre, directora de uno de los centros de arte dramático más prestigiosos de España, ha inyectado desde edades tempranas la pasión por la actuación en sus hijos. Sus hermanas, María Botto y Nur Al Levi son igualmente reconocidas actrices.

  1. Hijo del Kronen

Al igual que Eduardo Noriega,y aunque el actor ya había hecho sus pinitos en la actuación llegando incluso a participar de manera regular en la serie norteamericana El Zorro o en 1492: La conquista del paraíso (aquella interpretación del descubrimiento de América de Ridley Scott, 1992), lo cierto es que fue Historias del Kronen (Montxo Armendáriz) la que le puso en el mapa y significó su despegue profesional.

  1. Jugando a tres bandas

Porque Juan Diego Botto, desde sus inicios, siempre ha combinado el cine con la televisión y el teatro. Con 43 años el actor acumula casi 50 largometrajes, 5 series de televisión y 9 obras de teatro a las órdenes de grandes de la escena como Sergio Peris-Mencheta o su propia madre, Cristina Rota. Pero además el actor también ha escrito y dirigido sus propios montajes teatrales (en 2008 se dirigió a sí mismo sobre las tablas con Hamlet, junto a Marta Etura y José Coronado) ¡y ha llegado a poner voz a Leonardo da Vinci para el videojuego Assassin´s Creed 2!

  1. Sus dos décadas prodigiosas

Hasta 16 películas contaron en su reparto con el actor en la década de los 90, y otras 17 para empezar el siglo con buen pie. Mariano Barroso, Adolfo Aristarain, Imanol Uribe, Joaquín Orsitrell, Alfonso Albacete y David Menkes, entre otros directores, y títulos en mayúsculas como Éxtasis, La Celestina, Martín Hache, Plenilunio, Sobreviviré (martes 19 a las 21:30) o Asfalto (martes 26 a las 21:30), entre otros títulos imprescindibles de nuestro cine.

  1. Los directores por los que siente un cariño especial

Son tres: Montxo Armendáriz, Joaquín Oristrell y Adolfo Aristarain. Los tres grandes directores pero también grandes amigos, y con los tres ha repetido en más de una ocasión participando en algunos de los títulos más destacados de su carrera.

  1. Un actor sincero

Hay pocos actores tan sinceros como Juan Diego Botto, que tiene muy claro su papel en la industria. En 2005 reconocía en una entrevista sin complejos su proceso de elección de papeles en el cine: “Si no tengo muchas deudas lo que influye es ante todo, la historia”. Una respuesta tan humana como sincera.

  1. Los premios se le resisten

Y es que hasta 5 veces ha estado nominado al Goya. Por Mejor actor revelación (Historias del Kronen, 1995), Mejor actor principal (Plenilunio, 2000), Mejor documental (¡Hay motivo!, 2005) y Mejor actor de reparto (Vete de mí e Ismael, 2006 y 2013 respectivamente). La Unión de Actores también le ha nominado hasta tres veces sin suerte, y ha tenido que ser el teatro el que le ha brindado reconocimientos con el Fotograma de Plata en 2008 a Mejor actor de teatro por Hamlet y los premios Max de Teatro a Mejor autor revelación y Mejor actor por Un trozo invisible de este mundo, en 2014.

  1. Feliz con pocas cosas

Desayunar leyendo el periódico, comer con sus padres y sus hermanas, resistir en la cama los domingos, ver películas de Marlon Brandon o escuchar a “Los Beatles” son solo algunas de las cosas que le hacen feliz al actor. Rutinas al alcance de todos que Juan Diego Botto saborea de una manera muy especial.

  1. Un actor comprometido

Nunca lo ha escondido y siempre ha sido un actor especialmente activo en lo que a movimientos sociales se refiere. Dentro y fuera de nuestras fronteras, el actor ha sido altavoz de injusticias y situaciones merecedoras de la atención de la comunidad internacional. Su pareja, la periodista experta en Oriente Medio y Derechos Humanos Olga Rodríguez, comparte igualmente sus inquietudes.

En Somos el protagonista en marzo es Juan Diego Botto. Actor, luchador y ciudadano comprometido que se ha ganado a pulso una carrera de éxito meteórica y el cariño de muchos amigos de la industria por su talento, su sencillez y su humanidad.